Pasillo: de la danza a la sátira